Adiestrador canino homologado por la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales (ANACP)

JOSÉ MANUEL PRIETO ARBESÚ

Móvil: 646-56-99-71

e-mail: info@amigodetuamigo.es

ADIESTRAMIENTO

¿A qué edad adiestrar?

Cuanto antes empezamos el adiestramiento de nuestro perro, antes aprenderá, evitando así que el perro refuerce malas costumbres, que, cuanto más tiempo pase, más difíciles serán de corregir.

Igualmente los conocimientos que el monitor nos dé sobre el comportamiento canino evitarán que cometamos fallos en nuestra relación con el cachorro que nos traería problemas en su edad adulta.

Con esto no queremos decir que si tu perro no es un cachorro no se pueda adiestrar. Solamente que cuanto antes se empiece, menos esfuerzo será no sólo para nosotros, sino para el perro.

El adiestramiento se puede empezar desde los 3 o 4 meses de edad del perro. Trabajando con un cachorro evitamos la instauración de conductas indeseadas, el perro es más moldea ble a esa edad que cuando ya es adulto.

Olvidemos eso de que el perro sólo puede adiestrarse a partir del año de edad. Los nuevos métodos de adiestramiento de perros nos han demostrado que eso no es así. Otra cosa distinta es que determinados adiestradores no sepan trabajar con un cachorro.

El periodo crítico de socialización del cachorro comprende entre la 3ª y la 12ª semana. Dentro de este periodo esta incluida la fase que comprende de la 3ª a la 8ª semana, y que es cuando reconoce la especie como propia. No obstante, como la separación de la madre y camada no debe de producirse antes de la 7ª-8ª semana, lo que nos concierne a nosotros respecto a su socialización comprende entre la 8ª y 12ª semana.

Es importante que en este periodo de socialización conozca todo lo posible: Perros, otros animales, personas, niños, coches, motos, ascensores, etc.… intentando por supuesto que estas experiencias no sean traumáticas. Igualmente procurar que estas experiencias sean poco a poco para que el cachorro pueda gestionar y liberar el posible estrés residual. Si por accidente nos encontráramos con alguna situación desbordante que desencadenará en el cachorro una notable reacción, no le daremos la menor importancia. El perro a de vernos seguros y tranquilos, a no ser que este si sea un peligro real y queramos etiquetarlo como tal.

Teniendo en cuenta que este periodo coincide con el de vacunación, se recomienda que el cachorro no salga de casa hasta el final de este. Estas recomendaciones se deben tener en cuenta, ya que todo lo que el perro no vaya conociendo en esta etapa puede suponer un problema mas adelante y de difícil solución, por lo que mi recomendación y cada vez la de más veterinarios es que es necesario hacerlo, pero con el debido cuidado.

¡Comparte esta información en tus redes sociales!